Comederos para avicultura

Desde 1954 SKA diseña y realiza comederos para avicultura en función de las necesidades de la cría sobre el suelo y ecológica.
Los modelos de comederos automáticos para granjas avícolas satisfacen las necesidades diferentes de los pollitos y de las aves adultas (gallinas ponedoras, pollos, pavos, aves de reproducción, codornices, patos) y se designan en función de sus especificidades, tras el estudio del comportamiento animal.
Las bandejas de un sistema de alimentación están equipadas con un borde antidesperdicios, para impedir que el pienso se derrame y para optimizar el rendimiento de la granja.

Realizaciones

Preguntas frecuentes

Un sistema de comederos debe:

  • cumplir con las normas en materia de cría sobre el suelo;
  • ser accesible a los animales en cada fase de la vida;
  • ser ajustable en la cantidad de suministro del pienso;
  • ser resistente al desgaste;
  • ser fácil de higienizar.

SKA ofrece una amplia gama de productos Made In Italy: de esta forma, reducimos los tiempos de suministro y, contemporáneamente, garantizamos comederos de alta calidad.

Una línea de comederos automáticos SKA está regulada por un mecanismo de distribución centralizado que abastece las bandejas a lo largo de la línea con pienso siempre fresco, en cantidades predeterminadas por el avicultor.
Cada comedero tiene un espacio de acceso amplio, que permite que los animales se acerquen sin obstruirse o herirse entre sí. Un borde antidesperdicios evita que el pienso se derrame, mientras que el precinto interno evita que los pollitos entren en las bandejas y pisen los alimentos.
La altura de los comederos puede ajustarse en función de la fase de crecimiento de los ejemplares, gracias a un práctico mecanismo de bajada y subida.

Los comederos de SKA se realizan a medida y permiten:

  • reducir los costes de la mano de obra, gracias a un mecanismo central que ajusta la altura de todas las estaciones con una sola operación;
  • evitar desperdicios, gracias al diseño del borde de las bandejas que dirige el animal hacia la parte central;
  • optimizar los tiempos de mantenimiento, gracias a la facilidad de limpieza;
  • incluir la instalación de una línea de alimentación en nuestro servicio llave en mano.

El coste de un sistema de alimentación varía en función de las dimensiones de la granja, del modelo que se elige y del tipo de animal.
Desde 1954, escuchamos a nuestros clientes para ofrecerles las mejores soluciones en función de sus necesidades.