Túnel

La construcción consiste en un invernadero prefabricado en forma de túnel, con una estructura portante de acero galvanizado.
No requiere unos cimientos especiales, tan solo basta con un bordillo de hormigón; tampoco requiere paredes de aislamiento, ya que se suministra con paredes laterales aislantes.
La estructura puede desmontarse fácilmente y cada elemento constructivo puede recuperarse íntegramente.
La forma de bóveda, la continuidad de los materiales empleados en el techado y en la cubierta, y el tipo de aislamiento adoptado, ofrecen óptimos resultados de aislamiento térmico. La colocación de las ventanas facilita la circulación de aire a la altura de los animales.
El túnel está disponible con dos anchuras diferentes, 9 o 10 metros; la longitud, en cambio, puede modificarse según las necesidades del cliente.

Características técnicas

La estructura portante se compone de unos arcos de 60 mm de diámetro, formados por unos tubos de acero galvanizado sendzimir Z 275, colocados cada 2 m y anclados a los cimientos mediante pernos de anclaje suministrados por SKA.
Las juntas de acoplamiento, galvanizadas en caliente, están reforzadas por un tirante central de tubo cuadrado y pequeños tirantes laterales dobles de hierro plano.
Las cumbreras, de tubo cuadrado de acero galvanizado sendzimir Z 275, y los hilos de acero galvanizado colocados a una distancia aproximada de 50 cm, recorren el túnel a lo largo de toda su longitud, proporcionando una estructura sólida.
La estabilidad y el reforzado de la estructura están garantizados mediante una serie de riostras dispuestas tanto en V invertida como en pared en el primer y en el último tramo.

Con forma de bóveda, la cubierta exterior es de lona de polietileno negro de elevado gramaje, mientras que el techado interior es de lona de polietileno blanco que ofrece una mayor luminosidad al ambiente.
Para el aislamiento del techo se colocan, entre los dos revestimientos, colchones de lana de vidrio tratado con resinas termoendurecibles, con un lado revestido de papel de polietileno con función de barrera anti-vapor. Son inodoros y resistentes al moho

Debajo de las ventanas se montan las paredes de panel sándwich de 500 mm de altura y 35 mm de grosor; los cabezales, provistos con portones de una o dos hojas, son de panel sándwich de 40 mm de grosor.

Unas ventanas continuas de lona negra translúcida con apertura de tipo guillotina se deslizan por unas guías galvanizadas con poleas, mediante cuerdas de nailon, una cuerda principal de acero galvanizado y un cabrestante.
La principal característica de las ventanas de tipo guillotina es su considerable apertura, que no crea ningún obstáculo para la correcta ventilación natural.
A tan solo 80 cm del suelo, permite una mayor ventilación a la altura de los animales, protegiéndoles de las ráfagas de viento.

Vea nuestras instalaciones

Contáctenos para solicitar información

Productos relacionados