Nave prefabricada

Cada nave se estudia al detalle teniendo en cuenta las necesidades del cliente, la zona de construcción y las normativas vigentes en cuanto a cargas estructurales.

Las múltiples opciones disponibles en relación con la nave, así como la posibilidad de equiparla con sistemas complementarios como la ventilación y la iluminación, permiten personalizar cada proyecto.

Características técnicas

Para la fabricación de la estructura se utilizan perfiles de acero, calculados caso por caso.

Las estructuras se realizan mediante vigas fijadas en las columnas, ancladas a los cimientos a través de pernos de anclaje debidamente dimensionados. La estabilidad y el reforzado de la estructura están garantizados mediante una serie de riostras dispuestas en V invertida y en la pared.

La cubierta se realiza con paneles sándwich corrugados, de doble chapa pintada con poliuretano de alta densidad expandido e interpuesto. En función del grosor requerido, se tienen diferentes características de resistencia mecánica y transmisión térmica.

Las paredes se realizan con paneles sándwich monolíticos con características similares a las de los paneles del tejado, los cuales deben absorber la carga ejercida por el viento y están sostenidos por una estructura específica que permite su correcta distribución.

Hay disponibles paneles con diferentes grosores y colores.

Se pueden elegir ventanas con diferentes sistemas de desplazamiento, varios materiales, en función del tipo de ventilación y de criadero que se desee construir.

Construido mediante una estructura metálica cuya cubierta consiste en los mismos paneles previstos para la nave; las paredes laterales se construyen con una rejilla metálica. Normalmente, dispone de una puerta de acceso de red y puede equiparse con portezuelas para permitir a los animales salir a la zona exterior.

Existen varios sistemas de ventilación en función de las diferentes necesidades:
la primera solución consiste en equipar la nave con una cumbrera móvil motorizada, lo que permite cierta recirculación de aire. La cúpula es de chapa pintada, del mismo color que los paneles de cubierta.
La segunda solución consiste en varias tomas de aire, por lo general combinadas con el uso de ventiladores o con una cúpula móvil.
Por último, se pueden instalar paneles “cooling” (de refrigeración) fabricados en celulosa especial por cuyo interior desciende el agua por gravedad; mediante los ventiladores se fuerza un flujo de aire que, al pasar a través de los paneles, se enfría de forma significativa. Los paneles, colocados en las paredes laterales de la nave, son dimensionados en función de las especificaciones del criadero.

Vea nuestras instalaciones

Contáctenos para solicitar información

Productos relacionados